TIPNIS: Por el territorio y la dignidad

Por qué defendemos el TIPNIS

Entre el 2011 y el 2012 los habitantes del TIPNIS: pueblos mojeños, yuracarés y tcsimanes se movilizaron en dos marchas para la decisión tomada por el Estado para construir un camino de penetración para expandir la colonización al pie de la cordillera y favorecer la explotación petrolera. Dos leyes promulgadas y un proceso de post consulta, recursos ante organismos nacionales e internacionales y la férrea decisión de las comunidades de defender su territorio captaron la atención del país y el mundo porque todo esto sucede en el Estado Plurinacional.

Herederos de los arawak, uno de los pueblos más extendidos de Sudamérica, los mojeños se desarrollaron el a Llanura Beniana, dando lugar a una de las sociedades más destacadas por sus sistemas agrícolas de humedales, su dominio de los sistemas fluviales y de la dinámica de la Llanura de inundación y sus extraordinarias obras de ingeniería hidráulica. Tsimanes y yuracarés son pueblos de  cazadores que habitaban el bosque profundo, que resistieron los intentos de ser reducidos por las misiones, pero tuvieron que buscar protección durante el enganche para las barracas caucheras. El Territorio Indígena alberga a estos tres pueblos y es a la vez parque nacional para proteger secciones de la parte oriental de la Cordillera de Los Andes, del Subandino y en mayor extensión, de las Pampas de Moxos, en la Llanura Beniana.

En 1987 los mojeños se organizaron en la Central de Cabildos Indigenales Mojeños, afiliada la Confederación de Indígenas del oriente –CIDOB. En 1989 junto a otros pueblos constituyeron la Central de Pueblos Indígenas del Beni. En 1990 la Central de Pueblos Indigenas del Beni protagonizó la Marcha por el Territorio y la Dignidad, que partío de Trinidad y luego de 34 días de caminata y más de 700 Km recorridos llegó a La Paz, arrancando 3 decretos supremos de reconocimiento de cuatro territorios indígenas y marcó el inicio de una agenda que culminaría en la Asamblea Constituyente. Lo que no ocurrió, porque la VIII y IX Marcha del Tipnis mostraron que si bien el Estado los engobla, en su  cotidianidad las agresiones para los habitantes de la selva continúan con el plan de ocupación de sus territorios con empresas petroleras, colonos, carreteras de penetración asociadas a la modernidad y progreso capitalista que buscan su asimilación al mercado y con ello su desaparición como pueblo.

El dilema de la sobrevivencia de los pueblos indígenas de la Amazonia depende de una toma masiva de conciencia histórica- que acabe con cualquier forma de genocidio y de etnocidio, de la vigencia irrestricta y el respeto pleno de sus derechos humanos y en la medida de lo posible, de un reconocimiento que haga posible reparar- algo, al menos- todo el daño que se les ha causado.  La defensa de este territorio indígena y de  sus habitantes está ligada a otros territorios indígenas y al ejercicio de sus derechos territoriales. Al respeto a ser, sentir, vivir diferente, a una economía y cultura diferentes como diferentes  relaciones con la naturales y entre los hombres. 

 

 

Arte TIPNIS

Mapas TIPNIS

PIE-2010
Videos del TIPNIS
Música para defender el TIPNIS

Recent Posts