Publicado el 2010-07-19

Sigue la marcha indígena pese al frío; el MST-B amenaza con bloquear una carretera troncal

SENA-Fobomade

Después de declarar cuarto intermedio por más de 10 días, los indígenas de tierras bajas reanudaron la marcha hacia La Paz el lunes 12 de junio debido a que las autoridades no atendieron sus demandas, sobre todo el saneamiento de las Tierras Comunitarias de Origen (TCO) y el respeto del derecho a la consulta previa. Al mismo tiempo, los marchistas del Movimiento Sin Tierra iniciaron una vigilia en la localidad de Santa Fe y amenazaron con bloquear la carretera Santa Cruz-Cochabamba desde el martes 20 de julio.

Miles de indígenas de tierras bajas y cientos de afiliados al Movimiento de Trabajadores Campesinos Indígenas Sin Tierra de Bolivia (MST-B) continúan marchando hacia la ciudad de La Paz, a pesar de que muchos niños, mujeres y ancianos padecen enfermedades respiratorias a consecuencia de las bajas temperaturas que se registran en todo el país. La situación se agrava aún más porque los sectores movilizados descansan a la intemperie y no cuentan con abrigos y medicinas y tampoco acceden a una ambulancia que les socarra en casos de emergencia.

“Los niños son los que más sufren, porque tienen que caminar y sólo comen una vez al día, al igual que sus padres, y duermen a la intemperie soportando el frío, especialmente de madrugada que es muy fuerte”, aseveró Nida Heredia, dirigenta del comité político de la movilización indígena de la CIDOB.

“Estamos pidiendo ayuda a la población cruceña para que nos doten de ropa para el frío, medicinas y algunas víveres, que ya se nos han agotado y no contamos con dinero para poder proveernos especialmente de medicamentos”, puntualizó la dirigente.

Por su parte, los marchistas del MST-B aseguraron que se mantienen firmes en su lucha, “a pesar del fuerte frío que sufrimos y soportamos, hambre, sed, dolencias y malestares físicos por las duras condiciones en la que nos encontramos”.

Reclamos no atendidos

La responsable de Comunicación de la CIDOB María Sarabia aseguró que no se atendió el respeto a los usos y costumbres para aprobar los estatutos autonómicos y tampoco se garantizaron los recursos para las autonomías indígenas. “Todo el tiempo nos decían que no marchemos, porque si lo hacíamos todo lo aprobado se iba a venir abajo”, dijo Sarabia a la red Erbol.

Diversas autoridades gubernamentales expresaron que las demandas de los indígenas ya fueron atendidas y dieron por cerrado el debate en torno a las autonomías indígenas que fue tratado por la Ley Marco de Autonomías y Descentralización.

La viceministra de Autonomías Claudia Peña ratificó que todos los pedidos de la CIDOB fueron atendidos y dijo que lo que motivó el reinicio de la marcha fue la solicitud de los dirigentes de esta organización para que se les dé pasajes aéreos a La Paz, donde concluiría la negociación. Sarabia dijo que lo de los pasajes “es un chantaje”, ya que en realidad las autoridades no querían que la comisión llegue a La Paz porque no hay una verdadera solución a sus demandas.

Respeto al saneamientos de tierras, el director del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) Juan Carlos Rojas informo que de los 16 millones de hectáreas saneadas de las TCO hasta la fecha 11,5 millones corresponden a tierras bajas y 4,5 a tierras altas, de las que se calcula que unas 800 mil hectáreas son TCO afiliadas a la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CUSTCB).

“De esas tierras se reconoce como parte de la organización campesina, pero han demandado su tierra de manera colectiva, por una razón que ellos entienden como la reconstitución de sus territorios originarios”, señaló Rojas a la Red Erbol. Añadió que ex dirigentes de la CSUTCB se opusieren al saneamiento de tierras calificando la reforma agraria como ley maldita.

“Hubo rezagos porque básicamente tiene que ver con la forma en cómo un sector ha encarado su proceso. Hubo mayor dinámica en tierras bajas, no sólo porque se ha conseguido financiamiento para este sector; sino porque las mismas organizaciones han sido activas en sus demandas. No hay que olvidar que de la CSUTCB, Felipe Quispe dijo que la ley INRA era una ley maldita y ha impedido el saneamiento en su sector”, subrayó.

Rojas señaló que “falta trabajar en los sectores campesinos de los departamentos de La Paz, Chuquisaca, Potosí, Cochabamba y Oruro, lo que con seguridad va incrementar la superficie titulada a favor de los campesinos y comunidades interculturales. Hay que explicar que las tierras fiscales distribuidas hasta el momento, en más de un millón de hectáreas, han sido destinadas prácticamente en su totalidad a comunidades campesinos”, aseguró.

Por su parte, los marchistas del MST-B recordaron que se encuentran movilizados para que se respeten sus derechos al territorio con desarrollo social, económico, cultural y productivo, “porque hasta ahora no tenemos ninguna solución al problema de la sequía en el Gran Chaco, a la inundación en Ichilo y Guarayos, a la Dotación a nuevas comunidades del Gran Chaco, Chiquitanía, Ichilo y Guarayos, ni al problema de la tierra insuficiente en todas nuestras comunidades”.

Los marchistas del MST-B denunciaron que hasta ahora no se aplican ni se implementan los programas de asentamientos comunitarios (proyectos, asistencia técnica, servicios de agua para consumo, salud, etc.), y lo que es peor, “hasta ahora las comunidades Trillizas de Velasco están padeciendo una grave inseguridad jurídica debido a que no se están respetando los Títulos Ejecutoriales que incluso han sido otorgados por nuestro hermano Presidente Evo Morales”.

Los marchistas del MST-B aseguraron que han hecho verdaderos esfuerzos para ser escuchados y atendidos, buscado audiencias, acuerdos, diálogos y firmando compromisos. Sin embargo, “hemos sido burlados por el actual Viceministro de Tierras y el INRA, incluso nos hemos sacrificado en 25 días de huelga de hambre dañando nuestra salud física, y en estos días hemos marchado 11 días desde Santa Cruz hasta Santa Fé, pero desgraciada y lamentablemente las autoridades que tienen que darnos respuesta y solución nos han ignorado con su silencio, demostrándonos la misma actitud con la que nos trataban las autoridades de los gobiernos de Goni Sanchez de Lozada, Hugo Banzer Suárez, Tuto Quiroga y otros”.

Los activistas del MST-B confirmaron estar “firmes y decididos a seguir buscando el diálogo para la solución de nuestros justos pedidos, a los cuales no renunciaremos porque se enmarcan en las leyes vigentes y la Constitución Política del Estado”.

Ante la insensibilidad,  la incapacidad y las burlas de las autoridades de gobierno, las comunidades rurales de Bolivia, especialmente las 20 Comunidades Campesinas Agroecológicas del MST-B, acordaron realizar una vigilia en la localidad de Santa Fe del departamento de Santa Cruz desde el lunes 19 de julio para que todas autoridades del gobierno se hagan presentes y den respuesta a sus exigencias establecidas en la política agraria del Estado Plurinacional.

“En caso de que hasta el martes 20 de julio no se atienda a nuestras demandas nos veremos obligados a radicalizar nuestra protesta, bloqueando la carretera Santa Cruz-Cochabamba hasta encontrar diálogo, respuesta y solución concreta a todas nuestras necesidades”, advirtieron los marchistas del MST-B en un comunicado público difundido el 18 de julio.


Imprimir
| More

Insertar comentarios

Insertar nuevo comentario

Insertar un comentario

Para insertar un nuevo comentario debe registrarse

Ingresar

¿Todavía no está registrado? Regístrese