Publicado el 2010-06-25

Carta al Defensor del Pueblo Rolando Villena

La Paz 18 de junio de 2010

Ref. DENUNCIA PERSECUCIÓN E INTIMIDACIÓN

De nuestra consideración:

Señor Defensor del Pueblo, en fecha 9 de junio del presente año, repercutido el 10 de junio de 2010, el Ministro de la presidencia Sr. Oscar Coca, en una conferencia de prensa, vinculó sin presentar prueba alguna al Foro Boliviano sobre Medio Ambiente y Desarrollo (FOBOMADE) y a uno de nuestros miembros, el historiador y periodista Sr. Pablo Cingolani, con los hechos de la localidad de Caranavi el 7 y 8 de mayo (Adjuntamos notas de prensa en orden cronológico). El ministro aseguró con ligereza que somos alguna entidad dependiente, financiada o relacionada con la agencia USAID para generar conflictos y enfrentamiento con el gobierno, calumnias que no han sido comprobadas por el Ministro, en ninguna instancia jurisdiccional respectiva, hasta la fecha de envío de la presente a su autoridad,

De acuerdo a las declaraciones improbadas del Ministro Oscar Coca, él supone que el FOBOMADE –debido a nuestro trabajo en el último año (2009) en el norte amazónico del Departamento de La Paz mediante investigación y información sobre el cumplimiento de los procedimientos ambientales, pueblos indígenas en aislamiento voluntario y vulneración del derecho a la consulta y otros derechos en la implementación del proyecto de Sísmica 2D en el bloque Lliquimuni– también estaría involucrado en los conflictos sociales ocurridos en Caranavi en mayo de 2010, tratando de “manchar” nuestro trabajo institucional.

Esta acción del Ministro Coca es una forma de persecución iniciada contra el FOBOMADE y Cingolani, lo que constituye un atentado a la libertad en su amplitud doctrinal más elemental y avanzada como derecho con la vasta jurisprudencia del sistema interamericano de derechos humanos. Esta acción demuestra también que el Estado está incurriendo en actos violatorios antes que garantistas, al desplegar una estrategia gubernamental destinada a acallar a la institución y a sus miembros, atacando el honor y la personalidad de Pablo Cingolani al enfatizar su nacionalidad extranjera, cuando ésta calidad no libera a un Estado de garantizar derechos humanos a cualquier persona que se hallare bajo su jurisdicción (Art. 2, Convención Americana de Derechos Humanos).

Ésta temeraria acusación ha coincido con la difusión del libro AMAZONIA BLUES, denuncia y poética para salvar a la selva, escrito por Pablo Cingolani, texto que recopila de forma innovadora diferentes momentos de injusticias y vulneraciones a derechos humanos fundamentales y hechos públicos durante la gestión 2008-2009.

Amazonía Blues rememora la masacre de Porvenir, la problemática del norte amazónico boliviano, la violación de derechos humanos del pueblo Moseten en el norte de La Paz, principalmente el derecho a la consulta, y la actuación del Ministro de Hidrocarburos de ese entonces; la deportación ilegal y arbitraria  de nuestro actual Presidente Sr. Manuel Lima Bismarck, campesino castañero, que junto a 6 jóvenes pandinos fueron  secuestrados, interrogados y deportados sin causal legal por la Policía Federal de Rondonia-Brasil desde Porto Vehlo, de pleno conocimiento de la Cancillería de Bolivia en marzo de 2009 (y la oficina del Defensor del Pueblo), que no ha desarrollado acción alguna; actos de deforestación, avasallamiento y comisión de hechos de ilícitos forestales y ambientales en el departamento de Pando, como el represamiento ilegal del río Negro; y agresiones varias a los pueblos indígenas no contactados.

Señor Defensor, este acto infundado de persecución vulnera abierta y públicamente nuestros derechos previstos en la Constitución Política del Estado, como por ejemplo nuestros derechos civiles a la honra, honor y dignidad previstos en el Art. 21 inc. 1, así como inc. 5), y a expresar y difundir libremente pensamientos u opiniones por cualquier medio de comunicación, de forma oral o, escrita o visual, como personas individuales y colectivas. De esta manera, nos sentimos intimidados por difundir libremente nuestras investigaciones e inclusive a ejercer peticiones.

La organización a la que represento se caracteriza por el trabajo en defensa y promoción inevitable de los derechos humanos de poblaciones víctimas de la contaminación de aguas y suelos, de la deforestación ilegal, del desplazamiento, del saqueo y la degradación ambiental en todo el país.

El FOBOMADE y sus miembros, como defensores de los derechos humanos ante los daños ambientales, nos hallamos amparados en la Declaración sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidos, además de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Convención Americana de Derechos Humanos, Protocolo de San Salvador y la propia legislación constitucional.

Por lo tanto, señor Defensor, considerando lo expuesto, en representación de los agredidos y amenazados, la institución boliviana Foro Boliviano sobre Medio Ambiente y Desarrollo RAP 574, cuyo Presidente nacional es el Sr. Manuel Lima Bismarck, y el Fobomade-La Paz, que acoge como miembro al  ciudadano argentino Pablo Cingolani, C.E. 3469636, solicitamos ejecutar sus oficios respecto a los hechos que denunciamos, los mismos que han sido propiciados por el Ministro de la Presidencia, Oscar Coca en fecha 9 de junio de 2010, repercutido en los medios de prensa a partir del 10 de junio 2010, para que se restituyan los derechos vulnerados, se otorguen garantías respectivas y se ejecuten las acciones de defensa respectiva, de acuerdo a lo prescrito en los Arts. 218, 222 inc. 3, 4 y 5 de la Constitución Política del Estado y las leyes vigentes.

Adjuntamos para su conocimiento notas de prensa y una copia del libro Amazonía Blues.

Atentamente,

Abog. E. Evelin Mamani Patana

VICEPRESIDENTA - FOBOMADE


Imprimir
| More

Insertar comentarios

Insertar nuevo comentario

Insertar un comentario

Para insertar un nuevo comentario debe registrarse

Ingresar

¿Todavía no está registrado? Regístrese