Publicado el 2010-06-25

Inocencia Charole: “No vamos a permitir que el gobierno destroce la naturaleza”

A principios de marzo en el Panorama semanal de OPSur publicamos la nota Petróleo y gas en el Chaco: nueva amenaza para pueblos originarios, campesinos y bosques nativos, en la cual dábamos cuenta una vez más de la expansión de la frontera hidrocarburífera (1), y advertíamos sobre las razones que habían motivado los acuerdos exploratorios firmados por la administración de Jorge Milton Capitanich y las empresas Unitec Energy S.A. y Repsol-YPF SA.

Hay un proceso general de selección y oferta de áreas secundarias para la exploración hidrocarburífera que abarca numerosas provincias desde hace aproximadamente tres años, sustentado en la consolidación del modelo neoliberal emprendido por el Gobierno Nacional, la crisis de las economías regionales, y la inserción del país en el mercado mundial como exportadora de alimentos y materias primas.

Presencia de un ciclo extractivista previo, motivado por la expansión de la frontera agrícola más allá de la eco-región pampeana, y la importación del paquete tecnológico-productivo básicamente asociado al cultivo de soja. Las consecuencias de esta asimilación han quedado al desnudo en los índices de deforestación de la provincia, la degradación y salinización de los suelos, la contaminación derivada del uso de agroquímicos y el avance sobre pequeños campesinos y pueblos originarios.

En base a la forma en que se ha desenvuelto la industria hidrocarburífera en el resto del país, y teniendo en cuenta la experiencia del Chaco a raíz del avance sojero, que nada bueno puede esperarse de una virtual “patagonización”, es decir, de la importación lisa y llana del modelo de gestión y explotación de hidrocarburos que rige en las provincias patagónicas.

En entrevista con OPSur, Inocencia Charole -referente del Pueblo Toba-Qom y primera mujer aborigen en ocupar una banca en la Cámara de Diputados del Chaco- destaca las violaciones en materia de Derecho Indígena en las que ha incurrido la iniciativa oficial, y los temores suscitados por los acuerdos con Unitec Energy (Grupo Eurnekian) y Repsol-YPF.

P. ¿Cuál es su postura frente al Plan Exploratorio impulsado por gobierno de Capitanich? R. Antes de firmar un proyecto delicado, tengo que consultar a mis comunidades. Yo tengo que consultar al pueblo indígena, porque ustedes saben que nosotros estuvimos afuera muchísimo tiempo, muchísimos años, y es como que nosotros, también por la lucha que tenemos, aprendimos muchas cosas de los blancos. Nosotros no vamos a cambiar lo que somos, respetamos la decisión del gobierno, pero ya no somos como antes. Ahora tenemos que defender lo poco que nos queda. Nos roban la tierra y lo último que nos queda ahora. Yo no sabía que había petróleo en la zona.

Hicimos una convocatoria amplia en la zona de Fortín Lavalle y los propios abuelos comentaron que vino gente de Buenos Aires, que son técnicos en encontrar algo, al territorio de nuestros hermanos. Ellos saben que si nosotros votamos esa ley se les va a complicar la tierra. Entonces lo que hacemos nosotros es defenderla.

El miedo que tengo es que a lo mejor, si nosotros aprobamos esa ley, vamos a perjudicar al territorio indígena. Porque nosotros respetamos lo que es la naturaleza, para nosotros la naturaleza es nuestra vida, a través de la fruta del monte nuestros abuelos, nuestros padres, nos criaron. Yo por ejemplo, nací en un campo y sé lo que es alimentarse con fruta del monte, y yo respeto profundamente la naturaleza.

P. Cuando tuvo esta charla con el Gobernador, donde le planteó sus dudas, sus reparos a esta iniciativa, ¿el gobierno le acercó información de lo que sería el proyecto y de los impactos que podría tener la actividad petrolera?

R. En mi despacho he recibido los proyectos que presentó el Poder Ejecutivo, porque el Gobernador, como somos del bloque del gobierno, como somos del PJ, como que no pensó que nos podíamos oponer al proyecto. Yo no soy escribana, no soy abogada, pero cuando miré el proyecto es como que mi propio corazoncito me dijo que le va a perjudicar a mis comunidades. Entonces inmediatamente consulté a mi asesor y le dije que el proyecto no tenía bien clara cuál es la posición que quiere tener el gobierno. Porque presentar un proyecto es fundamentarlo bien cuál será el destino.

Yo estaba mirando y es como que el gobernador armó el proyecto y no valoriza nada de lo que puede pasar después. Si nosotros aceptamos, ¿qué es lo que se va a quedar el pueblo?, no solamente las comunidades indígenas. ¿Y qué puede pasar si ellos encuentran lo que buscan en un territorio indígena? ¿Qué es lo que va a quedar para las comunidades? Porque si el gobierno encuentra las cosas que busca dentro de las tierras indígenas, entonces es como que le vamos a dejar que destroce todo… la naturaleza. Entonces ahí nosotros no vamos a permitir que el gobierno lo haga.

P. Le recordó al gobernador, que parece que se había olvidado, que la legislación indígena exige una consulta previa.

R. Así es. Porque no olvidemos que tenemos nuestro derecho constitucional, a través de las Naciones Unidas [Convenio 169 de OIT], de ser consultados. Yo soy muy sincera, le dije a mis compañeros que en este proyecto voy a abstenerme porque no quiero perjudicar a la gente que me confió para resguardar la seguridad.

P. Es la primera vez que se da una situación así, de un proyecto que puede afectar los intereses o los territorios de los pueblos originarios en la provincia del Chaco, y el Gobernador no consulta.

R. El gobierno a veces se escapa un poco de las manos, a lo mejor por los tantos años que a las comunidades no se les consulta cuando se aprueba un proyecto que le va a perjudicar la vida. Pero nosotros, a partir de que integramos este espacio en el Poder Legislativo, no perdemos el contacto con nuestras comunidades, para que ellos nos ayuden también cómo prevenir muchas cosas que son leyes, que si se aprueban…

P. Usted apoyó con su firma el proyecto de realizar una consulta popular en la provincia en caso de que se aprueben los convenios firmados con Repsol-YPF y Unitec.

R. El gobernador medio que estaba enojado con nosotros porque dijo que para aprobar un proyecto de la consulta previa hay que poner plata, pero la posición del pueblo no se paga.

P. En Neuquén no ha habido consulta previa al licitarse áreas petroleras y es por lo que está luchando la Confederación Mapuche Neuquina. En Río Negro, el Consejo Asesor Indígena denunció a la provincia en 2008 ante OIT. En el caso de Chaco, ustedes están planteando el tema desde un ámbito institucional.

R. La verdad que es un equívoco del Estado Nacional y los estados provinciales, porque cuando uno es legislador, cuando uno es profesional, juez, creo yo, sabemos lo que está escrito. No podemos traspasar [las leyes], por ejemplo, es un error muy grande por no consultar a las comunidades. Por los pocos años que somos parte del poder a veces nos cuesta entender muchísimas cosas. ¿Por qué un funcionario no lee lo que dice la Constitución? Se aprovecha del pueblo que no tiene voz, de las comunidades indígenas, por ejemplo.

Nosotros hemos decidido y tenemos el apoyo contundente de las comunidades indígenas para prevenir de muchas cosas y respaldar, con la consulta previa a las comunidades, antes de decidir o aprobar una ley que yo no sé si va a ser a favor o va a perjudicar a las comunidades.

P. Aparte del proyecto de Consulta Popular, ¿tienen pensado algún otro tipo de estrategia o de trabajo conjunto con otros sectores en este tema?

R. Creo que son cinco, si no me equivoco, los diputados que se están oponiendo al proyecto del Poder Ejecutivo sobre el petróleo. Antes de ayer el diputado [de Libres del Sur, Carlos] Martínez hizo un plenario en el recinto, que no tuve la posibilidad de participar en ese debate porque había una reunión de mujeres. Pero yo voy a insistir en la consulta previa de las comunidades indígenas.


Imprimir
| More

Insertar comentarios

Insertar nuevo comentario

Insertar un comentario

Para insertar un nuevo comentario debe registrarse

Ingresar

¿Todavía no está registrado? Regístrese