Publicado el 2010-01-15

Sydney Possuelo: “En nombre del desarrollo estamos yendo contra los pueblos indígenas aislados”

Sydney Possuelo, principal defensor de los derechos de indígenas de pueblos aislados estuvo de visita por La Paz para compartir sus experiencias en la defensa de estos pueblos. Possuelo resaltó la importancia que los gobiernos deben elaborar políticas públicas para proteger los derechos de los pueblos no contactados.

Los virus de la sociedad occidental, la explotación irracional de la amazonía y los efectos del cambio climático son los principales problemas que atraviesan los pueblos aislados o no contactados cuyos derechos son permanentemente vulnerados. “Hay un enemigo silencioso de los pueblos aislados y son los virus de la sociedad occidental, La protección que hacemos es la de evitar el contacto con estos pueblos, sólo hacemos estos contactos en casos muy extremos” Resaltó Sydeny en una entrevista exclusiva con FOBOMADE.

¿Qué le motiva a dedicarse a la defensa de los derechos de los pueblos no contactados y desde cuando se inicia con ello?

Mi actividad empezó muy temprano, cuando tenia unos 17 años, había unas personas que se dedicaban a la protección del parque nacional de Xingu que era un parque de protección de etnias, pude conocer el parque, estar con ellos y la motivación básica fue la búsqueda de aventuras en la selva, buscando aventuras conocí la selva y los indígenas. La búsqueda de aventura fue cambiando en la medida que iba conociendo las sociedades indígenas, sus problemas, sus tierras, el problema de salud, como vivían, sus eternos problemas con los blancos, con el Estado, todos estos problemas cambiaron mi forma pensar en mi vida, sus problemas me acercaron más a ellos. El tiempo fue pasando y cuando mire atrás ya habían pasado 43 años. No fue como muchos dicen que era una pasión inicial, había una voluntad de tener emociones en la selva, conocer ríos, hacer expediciones, pero eso fue cambiando en la medida que tenia mas contacto con los pueblos.

Cómo fueron sus primeros contactos con estos pueblos, ¿Qué dificultades pasaron, como es que logran comunicarse con ellos y hacerles entender que no les querían hacer daño?

Antes básicamente nosotros hacíamos muchos estudios para penetrar en la selva y  hacer el contacto, ahora ya no se puede hacer el contacto porque ya cambiamos eso. En aquella oportunidad nosotros buscábamos saber históricamente por cuantas etnias estaba habitada la tierra, entonces teniendo esta información podíamos tener una idea de la lengua, intentábamos llevar personas de lenguas próximas a ellas pero en la mayoría de los casos no correspondía a la verdad porque hubo muchos ajustes que hacer en ese momento.

Lo más importante para nosotros era tener una actitud diferenciada de aquellos que penetraban a estas tierras que tenían un comportamiento agresivo con ellos, entonces el tratamiento cordial y la mímica eran cosas muy importantes para una aproximación, aunque muchas veces la mayoría de los frentes de expansión de la sociedad les llevaba regalos y después de un tiempo ya no había regalos generando luchas, problemas y muchas veces muerte. Eso pasó en la vida de los pueblos aislados.

Estos pueblos están escondidos en las profundidades de la selva, muchas veces perdieron la tierra de sus ancestros porque las haciendas, las empresas madereras, las hidroeléctricas y todas esas cosas van llegando de forma muy violenta, los frentes expansionistas de nuestra sociedad son muy violentos. Cuando se trata de dinero los hombres son terribles, entonces estas experiencias son muy violentas, los blancos nunca tuvieron acciones de respeto con los pueblos autóctonos.

¿Cómo inician las actividades de protección a estos pueblos en Brasil, bajo qué circunstancias?

En las dictadura militares del 64 cuando empiezan la construcción de carreteras hubo la necesidad de los llamados “sertanistas” que son especialistas en contacto, en selva, en sobrevivencia, ellos fueron llamados por el gobierno para la “pacificación”.

La filosofía implantada por el gobierno de Brasil para la protección de estos pueblos aislados empieza en 1910 con el general Cándido Mariano da Silva Rondón, era un hombre mitad indígena y mitad blanco, este personaje llegó al grado de general convirtiéndose en un héroe de Brasil. Su filosofía fue traer a los indígenas a la convivencia de la civilización para disfrutar de las bondades de la civilización, él era positivista, seguidor de Augusto Comte, Rondón miraba a todos como hermanos para convivir, pero en la realidad eso no pasaba, eso era una intención, cuando se hacia los contactos, se intentaba demarcar la tierra.

 El servicio que se creo en 1910 era el Servicio de Protección a los Indígenas (SPI), no  era un servicio de hablar con los indígenas, robarles sus recursos, más bien la función de la misión era de protección, aunque el año  1967 este servicio ya no contaba con la figura del general Rondón que falleció, cuando él deja la institución, el servicio empieza a decaer, hasta que en 1967 aproximadamente los militares de las dictaduras eliminaron el Servicio de Protección Indígena y crearon la Fundación Nacional del Indio (FUNAI) que existe hasta ahora y se reanudan los contactos con estos pueblos. El año 1967 los “sertanistas” son llamados para hacer estos contactos con los pueblos aislados, yo también estuve con ellos .Tuve la oportunidad de hacer 7 contactos  con diferentes grupos de los indígenas y fue haciendo estos contactos que yo fui entendiendo que era una verdadera desgracia lo que causaban estos contactos. Los “sertanistas” empiezan a forzar los contactos en nombre del Estado que resulta en perdida de sus territorios, les privan de su  libertad de locomoción al delimitar sus territorios, se da una perdida de su cultura y la salud de estos indígenas se pone en riesgo. Mueren entre 40 a 50 indígenas en los primeros contactos, los virus de los hombres blancos eran fatales para los indígenas.

¿Por qué dice que una forma de protección a los pueblos aislados es evitando el contacto con estos pueblos, será suficiente esa medida?

Con estas experiencias fue que entendí que el Estado no podía continuar con esa política y ahí empiezo un trabajo muy largo para cambiar estas políticas, fue una sucesión de iniciativas que tuve con varios presidentes de la FUNAI, cada uno tiene una posición diferente, por ejemplo algunos querían eliminar a los indígenas para abrir más espacios de los terratenientes y lógicamente yo quería acabar con eso. Nos reunimos con varios de los “sertanistas” para explicarles que la eliminación de indígenas no es bueno, algunos aceptaban, otros no, porque se les quitaba la gloria personal de los “sertanistas” de iniciar estos contactos. Con la nueva sugerencia se pretendió parar los contactos y luego se creó el departamento de indios aislados, era una área que se dedicaban a cuidar específicamente la vida de los indígenas que son permanentemente fustigados, entonces el tema del contacto sería la última forma de proteger, como última medida, después de respetar la tierra y la decisión de ellos que no quieren tener contacto con nosotros y la sociedad tiene que respetar eso.

Una de las características de la FUNAI que nos diferencia con los demás países de Latino América es que la fundación tiene poder de policía, con todas las competencias de aprehender a las personas que quieren entrar a estas selvas sin permiso.

Cuando alguien tiene interés de entrar a estas tierras, esa persona entra acompañado de los técnicos y el personal de la FUNAI.

¿En que situación se encuentra la protección de los pueblos aislados en Brasil,  la gente logra comprender la importancia del cuidado a estos pueblos?

Actualmente en Brasil caminamos para atrás, estamos en retroceso sobre la protección, sobre las finalidades de las tierras indígenas, cuando el Estado demarca una tierra indígena es para un pueblo que vive en ese lugar.

Decía que cambió la finalidad de protección de estos pueblos porque ahora sólo les interesa aprovechar las grandes extensiones de tierras de los indígenas. Una de las características que nos diferencia de los otros Estados es que en Brasil la propiedad de la tierra es del Estado aunque sea un territorio de los indígenas. En Bolivia es al contrario, la propiedad de la tierra de los indígenas y no así del Estado.

Si nos ponemos a pensar con la cabeza fría, sin la intención de obtener  ganancias, sin pensar en cifras económicas, se podrá notar que muchos indígenas que habitan hace miles de años en esas tierras, ahora tienen que pedirle al Estado la titulación de su tierra. Ellos no necesitan de papeles para ser los dueños naturales de las tierras.

Yo tengo el sentimiento que la sociedad occidental fue una lástima para los pueblos indígenas de América que fueron conquistados, si yo fuera indígena pensaría ¿Por qué tenemos que pedir a ellos lo que es nuestro?

Cuando ellos llegaron, mataron a los indígenas, hicieron papeles, constituciones que no fueron hechas por los indígenas, los códigos sociales de comportamiento tampoco fueron redactados por los indígenas y ¿por qué ellos necesitan la titulación del Estado para poseer sus tierras que habitan hace miles de años?

Cuando se habla de economía, uno encuentra la razón de todas las cosas, la economía genera muchos empleos, trae desarrollo, educación y las sociedades industrializadas traerán más desarrollo. A mí no me gusta hablar del capitalismo, socialismo, en verdad lo que pasa es que, nuestros países eligieron un nuevo Dios que es el desarrollo y en nombre del desarrollo estamos yendo contra los indígenas.

Los pueblos indígenas guardan una armonía estable con el medio ambiente, ricos en recursos naturales, no desarrollaron la ganancia y tienen un comportamiento distinto, eso hace la diferencia.

¿Cuál es la percepción de vida de estos pueblos aislados, como se organizan, en base a qué fundamentos?

Aunque nosotros no conocemos su lengua pero tenemos una idea de comportamiento, como se organizan en la agricultura, como hacen sus casas, con algunas variaciones. Los indígenas aislados viven en pequeñas comunidades y cuando esa comunidad se encuentran con los hombres blancos por primera vez, lo que los indígenas piensan es que ellos deben vivir en casas similares a la de los indígenas

¿Cuántos grupos de pueblos aislados existen en Brasil?

Decir cuantos puntos existen es muy complicado porque los cálculos que se hacen en muchos casos no son confiables porque existen aldeas distantes a unos 10 kilómetros puede existir otra aldea pero no todas las aldeas son habitadas, eso puede confundir para hacer un cálculo de estos pueblos, además que se dan peleas entre pueblos indígenas aislados.

¿Cuál es la importancia del cuidado de los pueblos aislados, y que consecuencias podría traer si no se los protege?

La importancia de estos pueblos es que son seres humanos, no estamos hablando de salvajes, de animales. Son importantes porque son representantes de una cultura, de una lengua, de una historia que muchas veces desaparece sobre la faz de la tierra y nosotros no tuvimos la oportunidad de convivir armónicamente y aprender de ellos.

Hay un enemigo silencioso de los pueblos aislados y son los virus de la sociedad occidental, La protección que hacemos es la de evitar el contacto con estos pueblos, sólo hacemos estos contactos en casos muy extremos.

Antes el Estado de Brasil los dejó solos a los indígenas, los dejó tranquilos en su mundo, pero cuando pasó el tiempo, estos pueblos fueron desapareciendo porque las haciendas, los buscadores de oro y madera fueron internándose en los bosques y mataban a los indígenas. El Estado no controló a estos sectores explotadores de recursos naturales.

Si haces contacto, es una desgracia porque se da una pérdida de su lengua, de su cultura, tienen problemas de salud. Hacer contacto es malo para ellos, pero si si no hace un control y dejarlos sin protección se corre el riesgo que desaparezcan estos pueblos. Una primera tarea que hicimos fue hacerle entender al Estado que los indígenas son seres humanos y se tiene que respetar sus derechos, la segunda tarea fue que el Estado delimite sus tierras para protegerlos. No bastan los discursos desde los escenarios de discusión y debate que al final solo se quedan en discurso, por eso el Estado debe tener acciones claras orientadas para la protección de estos pueblos.

¿Cómo observa usted la protección de los pueblos aislados en Bolivia?

Si el señor Evo Morales quiere proteger a los pueblos aislados que diga no a las madereras y no a las concesiones de tierras donde habitan estos pueblos. El Estado debe tener un comportamiento de respeto. Me parece que falta en los Estados actuales una visión de respeto a los autóctonos, a los indios aislados, al medio ambiente, aunque los Estados digan que tienen medidas preventivas para no dañar al medio ambiente, eso no es verdad, el mundo está cada vez peor, están contaminando todo, entonces son esas cosas que se necesita de manera urgente.

Cuando se elige a un presidente de Estado y ese presidente es banquero, entonces los de ese sector tienen más expectativas a favor de ese sector, cuando se elige a un presidente del sector industrial se tiene igual mejores expectativas, mejores medidas de protección,  pero cuando Evo llega al poder los indígenas piensan que tendrán políticas a favor de ellos y no me parece que eso esté pasando, más bien es al contrario.

¿Cuál será el futuro de estos pueblos tomando en cuenta los peligros y amenazas que corren estos pueblos si no se detiene las políticas de expansión capitalista?

Con relación especifica a pueblos aislados que son minoría, yo pienso que el futuro de ellos está en nuestras manos, ¿Qué queremos hacer con ellos? Si queremos extenderles la mano como hermanos para caminar juntos o vamos a continuar con nuestra ganancia, con esta economía voraz de crecimiento. El futuro de ellos no será decido por ellos, lamentablemente es una condición muy perversa de no poder decir su futuro.

El rol del Estado puede tener un papel decisivo en esta historia de los pueblos aislados porque ellos no tienen quien los defienda en los espacios políticos, esta protección empieza con el resguardo de la tierra, debe ser un territorio exclusivo para los indígenas con sus respectivos puntos de control como elemento fundamental. Si no aplican medidas de protección, dentro de poco no habrá más indígenas aislados que son una preciosidad histórica.

Fernando Carrafa A.


Imprimir
| More

Insertar comentarios

Insertar nuevo comentario

Insertar un comentario

Para insertar un nuevo comentario debe registrarse

Ingresar

¿Todavía no está registrado? Regístrese