Publicado el 2009-06-26

¿Derechos indígenas o intereses petroleros?

Fobomade

“Nuestra preocupación es profunda, como pueblos ubicados en la Amazonia boliviana”, pues “el impacto social se está viendo ahora mismo, pero después vendrán los impactos al medio ambiente, los impactos económicos… y los pueblos indígenas no estamos realmente preparados para enfrentar este tipo de proyectos”, afirma Álex Vilca, representante de la comunidad San José de Uchupiamonas, quechua-tacana, del norte de La Paz.

En una conferencia de prensa, Vilca afirmó que “los pueblos indígenas no hemos creado esas leyes o convenios internacionales, no hemos sido nosotros los que hemos ratificado el Convenio Internacional 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo). Sin embargo, con un gobierno indígena estamos siendo vulnerados en nuestros derechos”. Vilca aclara que “quizás no conozca esto el Presidente, sino que sean los técnicos quienes están filtrando una información sesgada”.

El testimonio evidente de Vilca expresó que “los pueblos indígenas también estamos emprendiendo iniciativas y alternativas responsables con el medio ambiente, y ¿en qué va a quedar ello? Hay proyectos ecoturísticos como San Miguel del Bala, Mapajo, el caso Chalalán, del cual formamos parte porque es un emprendimiento creado por la comunidad indígena de San José de Uchupiamonas, además de muchas otras iniciativas en artesanía y otros temas. Muchos de estos proyectos alternativos provienen de la naturaleza, la flora, la fauna. ¿Cómo podemos equilibrar un proyecto que es para nosotros severamente dañino, el tema petrolero, con temas alternativos de responsabilidad ambiental?” 

Contacto con el Estado

Por su parte, Lorenzo Paredes, Secretario de Recursos Naturales de la Central de Pueblos Indígenas de La Paz (CPILAP), explicó que, en carta enviada por Hortensia Jiménez, del Ministerio de Hidrocarburos, el 11 de mayo, se convocó al Consejo Regional Tchimán Mosetén (CRTM) al “inicio del proceso de consulta”. Sin embargo, antes de la fecha indicada en la carta, la empresa estadounidense Geokinetics ya había ingresado a la zona para hacer trabajos de exploración de petróleo.

También, se solicitaba a la Organización del Pueblo Indígena Mosetén (OPIM) que elabore un cronograma y presupuesto para realizar la futura consulta, pero, mientras se convocaba a los dirigentes a una reunión en el Ministerio de Hidrocarburos en la ciudad de La Paz, ingresaba a la zona un equipo técnico del mismo ministerio, acompañado de personal de la empresa exploradora, para hacer una “supuesta consulta” fuera de la norma.

Frente a los medios de comunicación, los indígenas del pueblo Ese-Ejja también se pronunciaron respecto a la violación de sus derechos. Gualberto Pereira, Presidente de la comunidad Equiyoquibo, afirmó que este grupo humano subsiste del pescado y la producción de plátano y arroz. Por tal razón, la explotación de petróleo en la zona los afectaría directamente, pues se contaminarán los ríos y ya no tendrían de qué vivir. “Nosotros tenemos tierras pequeñas, no tenemos bosques. Tenemos diez hectáreas nomás”, dice mientras se refiere al lugar donde habita su comunidad.

Durante el encuentro, también manifestó su preocupación Vicente Moy, Presidente de la OPIM, asegurando que el pueblo Mosetén es el más afectado y que sus representantes exigen que se cumpla la ley, pues, “se han entrado por la ventana a mi pueblo”, afirmó. Al mismo tiempo, hizo referencia a un primer contacto que habría tenido el cacique de la comunidad de Covendo, una de las ocho comunidades del pueblo Mosetén, Enrique Romero, con la funcionaria Lourdes Calla del Ministerio de Hidrocarburos.

Brechas internas

A partir de este contacto se habría introducido la división de este pueblo indígena, pues Romero se habría presentado como representante del pueblo entero, que ahora tiene a sus comunidades enfrentadas, dejando que la empresa Geokinetics se encuentre ahora trabajando en la zona, sin haber hecho la consulta previa por la vía regular. Ahora, sólo dos de las ocho comunidades se mantienen firmes, pues las otras seis han sido confundidas y manipuladas por los técnicos y están en contra del directorio de la OPIM y de la CPILAP.

Mauricio Sarabia, Vicepresidente del CRTM, atestiguó que, por el tema petrolero en la región, no se cumplen las leyes que el mismo gobierno habría promulgado. Sarabia dijo que “el CRTM no está de acuerdo en que ingrese la empresa petrolera, porque la mayoría de nuestras comunidades vive de la caza, la pesca y de la recolección de frutas”.

A su vez, Eddy Enríquez, Vicepresidente de la Central Indígena del Pueblo Leco de Apolo (CIPLA), mostró su extrañeza porque los derechos de los indígenas estén siendo vulnerados. “Nosotros vivimos armónicamente con nuestra naturaleza, por lo que seremos afectados”, sostuvo. “La empresa y el gobierno no están respetando nuestra forma de vivir, sin embargo (eso) está plasmado en las leyes internacionales”.

También aclaró que era posible que esta información no la maneje el presidente Evo Morales y que sus técnicos no estuvieran informando la verdad. “Nosotros queremos que se cumplan las normas y procedimientos, tal cual señala la ley”, afirmó con relación a la exploración petrolera en la región. “Estamos unidos todos los pueblos del norte de La Paz para lograr que nuestros derechos se cumplan”.

Finalmente, Álex Vilca advirtió que “un caso muy cercano ya se ha evidenciado en Perú. ¿Qué ha ocasionado el convenio de explotación petrolera en territorios de los pueblos indígenas? La muerte de muchas personas indígenas y policías. No quisiéramos que lleguemos a este tipo de problemas en la Amazonia de Bolivia”.


Imprimir
| More

Insertar comentarios

Insertar nuevo comentario

Insertar un comentario

Para insertar un nuevo comentario debe registrarse

Ingresar

¿Todavía no está registrado? Regístrese