Publicado el 2013-10-22

Estar en el mundo

Verónica Ardanaz

...no hay tiempo cuando el sol entra en Tiwanaku

sus caminos son pies descalzos

salimos por las caderas del día

hacia adentro

no sé cómo regresaremos

¿luz coagulada, huella calcinada?

piedra blandísima parió el ojo es el mundo

¿piedra que canta escuchamos?

madre ventana donde mariposas sueñan la densidad de lo abierto

tan abierto duele como vivir

como abrazar lo imposible

el ángulo sagrado entre el Illimani

el Murarata

y el tajo de piedra de Tiwanaku

el sol no se detiene abraza

de la vida la sombra

besamos tiernamente

las manos de Kusch

Tiwanaku, equinoccio, 2013


Imprimir
| More

Insertar comentarios

Insertar nuevo comentario

Insertar un comentario

Para insertar un nuevo comentario debe registrarse

Ingresar

¿Todavía no está registrado? Regístrese