Publicado el 2012-09-04

Venezuela: Masacre de indígenas asesinados por brasileños

Tres sobrevivientes de la tragedia relataron que un helicóptero sobrevoló una choza indígena grande y luego se escucharon disparos. La COAIM  responsabiliza a las autoridades  y asegura que se ha cometido un nuevo genocidio.

Al menos 80 indígenas yanomami murieron a manos de presuntos mineros ilegales brasileños en una zona selvática del estado Amazonas, situado en el sur de Venezuela y fronterizo con Brasil, denunciaron ayer dirigentes indígenas y políticos. Sólo tres integrantes de la comunidad Irotatheri, en el municipio Alto Orinoco, sobrevivieron a la matanza, perpetrada el pasado 5 de julio, por los ocupantes de un helicóptero con “identificación brasileña”, dijo el diputado opositor Andrés Avelino Álvarez, de la Comisión de Pueblos Indígenas. “Son 80 los muertos en total entre hombres, mujeres y niños. O sea, en pocas palabras, toda la población. Sobrevivieron tres nada más”, añadió Álvarez. Sostuvo que hace 20 años se registró una matanza de 16 yanomami, aunque no descartó más episodios parecidos que no se hayan descubierto o denunciado. El secretario de Asuntos Indígenas de la Gobernación de Amazonas, Hilario Linares, declaró que tres sobrevivientes de la tragedia relataron que un helicóptero sobrevolaba un “chabono” (choza indígena grande), donde se encontraban los pobladores, y “escucharon” los disparos. Señaló que los sobrevivientes “fueron a cazar y venían de retorno” cuando fueron testigos del ataque. “Cuando llegaron vieron ya la masacre”, añadió Linares, quien indicó que también hay testigos que iban de visita a la comunidad. Linares detalló que el lugar donde se registró el hecho es “muy complicado para llegar” y explicó que para acceder se debe cumplir un trayecto a pie, en lancha e incluso por vía aérea desde Puerto Ayacucho, la capital del estado. Aseguró que en la zona existen “recursos minerales” como el oro y que los indígenas se “resistieron defendiendo su recurso” de los mineros ilegales brasileños, conocidos en el país como “garimpeiros”. El Ministerio Público informó en un comunicado de que designó una comisión especial para que verifique el presunto ataque contra los indígenas.

El pasado 27 de agosto, las organizaciones indígenas del Estado Amazonas (COIAM) emitieron un pronunciamiento exigiendo el total esclarecimiento de la nueva masacre de indígenas Yanomani en la Comunidad Irotatheri cometida por mineros ilegales brasileños.

Expresan su solidaridad con el pueblo Yanomami en Venezuela cuyos territorios, según denuncian, son permanentemente agredidos e invadidos por mineros ilegales provenientes de Brasil (GARIMPEIROS) desde hace más de 4 años.

Lamentan que no se hayan tomado medidas efectivas para desalojar a los garimpeiros asentados en el Alto Ocama que han cometido muchas agresiones contra las comunidades de Momoi y Hokomawe  traducidas en violencia física, amenazas, uso de mujeres, y dejan a su paso la contaminación del agua por mercurio con saldo de varios Yanomami muertos, aun cuando se han presentado denuncias desde el 2009.

En el pronunciamiento, la COIAM asegura que la falta de acción de las autoridades  no sólo afecta los derechos a la vida, la integridad física y la salud, sino que constituye un nuevo genocidio y una nueva amenaza a la sobrevivencia física y cultural de los Yanomami. 


Imprimir
| More

Insertar comentarios

Insertar nuevo comentario

Insertar un comentario

Para insertar un nuevo comentario debe registrarse

Ingresar

¿Todavía no está registrado? Regístrese