Publicado el 2012-02-01

Tablero geopolítico latinoamericano

Ramiro Otero Lugones

La última marcha alentada por el gobierno para consumar el escamoteo de la ley llamada corta ha mostrado el alejamiento que sufre de las fuerzas sociales que le apoyaron, una de cuyas expresiones es su soledad en todas las ciudades y la fractura política del campo.

La contramarcha protagonizada por cocaleros y colonizadores busca escamotear las resultados de la 8va. Marcha del TIPNIS opuesta a la violación de parque Isiboro-Sécure, punto crucial en la protección de la Amazonia amenazada por las grandes transnacionales y los intereses expansionistas del Brasil, que de satélite privilegiado pretende asumir rol hegemónico en el continente sudamericano.

La inclinación obsecuente de los actuales administradores públicos del país, se hizo patente en el arribo del señor Lula da Silva que ya no era nadie y que fue recibido con honores de dignatario por el gobierno boliviano y, últimamente, en las declaraciones  gubernamentales pidiendo a sus homólogos brasileros que influyan sobre las empresas brasileras instándoles a cumplir sus contratos en Bolivia. Declaraciones que sorprenden porque desconocen la representatividad y autoridad de quien esta investido con la primera magistratura y ostenta la calidad de Jefe de Estado, con el poder y la facultad de hacer cumplir las leyes y cuenta con los órganos facultados para cumplir y hacer cumplir los tratos y contratos que las empresas instaladas en Bolivia han contraído. Saltando la pregunta donde están la Contraloría General de la Republica y la Procuraduría General del Estado, cuya reciente creación debió poner en funciones.

Declaraciones que alertan ignorancia en el manejo de la cosa publica y de las relaciones internacionales , donde los reclamos se hacen por canales diplomáticos habituales, lo que también coloca en posición incomoda a la Cancillería del Estado Plurinacional. Cuando se habla del hermano mayor atribuyéndole esa calidad a un estado vecino, que ha probado históricamente ser un pésimo vecino, queda al descubierto la subjetividad del sometimiento, desconocida cuando  se trata a los indígenas originarios campesinos, no respetando sus derechos, dividiéndolos montando contramarchas, burlando las normas protectivas constitucionales, en la obstinada obsecuencia para emprender la tarea destructiva de la amazonia boliviana como demuestran los planes de los poderosos intereses que vienen imponiéndose por parte de los brasileros en esta parte del continente. Tema que escapa del manejo fácil de la politiquería barata, de la actividad distraccionista de los órganos administrativos, haciendo de la ley un garrote contra el pueblo, como el 21060 y el manoseo de la ley para intimidar a la opinión publicar, de las amenazas constantes y la corrosión de la economía, vendiendo el gas por debajo del 50% del precio del mercado internacional, burlando la industrialización del país vendiendo materias primas en bruto y el uso de la confrontación entre las regiones, alentando la corrupción, persiguiendo a las profesionales y maltratando a los funcionarios. Quieren que el país se calle, pero olvidan que los habitantes de nuestro país son rebeldes por naturaleza y no necesitan ser recordados por el testamento de Pablo Neruda, rompiendo el silencio impuesto por el dictador Pinochet que, en la actualidad el que calla es un cobarde y los cobardes son traidores.

Estas últimas palabras sirvan de adelanto al análisis sobre el Tablero Geopolítico Latinoamericano, extraídas de una Tesis de Doctorado de la UNAM.

El otro tema salta de la contramarcha, donde uno de sus personajes televisamos por el programa “No mentiras” muestra el carácter ofensivo y desafiante de los productores de la coca, recordando los tiempos de los bloqueos del Chapare donde la comercialización ilícita   desafiaba al transporte legal. Dicho  programa  presenta en  secuencias reiteradas  a un portavoz  vestido a al usanza  campesina   de las  tierras  altas,   hablando   de  los  originarios y  exigiendo que  el  camino   de penetración  entre por medio   del  TIPNIS. Tal  pretensión  está  instigando  públicamente a la violación  del  Art. 403  que norma la  integralidad del   territorio     indígena originario campesino, que incluye el derecho a la tierra, al uso y aprovechamiento exclusivo de los recursos naturales renovables; a la consulta previa e informada y a la Participación en los beneficios por la explotación de los recursos no renovables que se encuentren en  sus  territorios. Viola el Art. 32 el Art. 9 Num. 6., el Art. 13 P. IV, Art. 30 Num. 10 y 15 y en el delito de traición a la patria tipificado por el Art. 124 Num. 2, de violación al régimen constitucional de recursos naturales, con pena máxima y las otras figuras del C. Penal sobre asociación ilícita, amenazas, conspiración y otros del C. Penal. Al poner en riesgo de la vida y supervivencia de las etnias asentada en dicho territorio, abre la competencia para la persecución penal de todos aquellos que intervengan en alguan forma en el desplazamiento o destrucción de tales etnias y su hábitat por el Tribunal Penal Internacional.

El autor es Presidente del Fobomade.


Imprimir
| More

Insertar comentarios

Insertar nuevo comentario

Insertar un comentario

Para insertar un nuevo comentario debe registrarse

Ingresar

¿Todavía no está registrado? Regístrese