Publicado el 2011-10-10

Las noticias sobre medioambiente y salud más censuradas en 2010/2011

SENA-Fobomade

Las perversidades de la energía atómica y de las tecnologías para modificar el clima; los negocios de Monsanto en Haití; la proliferación de súper bacterias por todo el mundo, y los permanentes atentados contra la salud y el medioambiente en Estados Unidos son algunos de los 25 hechos noticiosos de 2010/2011 más censurados por los grandes medios corporativos.

El Proyecto Censurado de la Universidad Sonoma State de California es una iniciativa emprendida por el profesor Carl Jensen hace 35 años, y continuada por los investigadores Peter Phillips y Mickey Huff.

El Proyecto registra noticias independientes originadas en América Latina, Europa, África y en el resto del mundo que hayan sido ignoradas o tratadas de forma no apropiada por los grandes medios corporativos, explica el periodista chileno Ernesto Carmona.

Las 25 noticias más censuradas por los grandes medios durante el año académico 2010/1011 fueron difundidas el 4 de octubre. El libro “Censored 2012” recoge el trabajo de 105 académicos y 244 estudiantes de 19 universidades. (http://www.mediafreedominternational.org/)

De las 25 noticias más censuradas el año pasado, al menos 10 se refieren a escándalos relacionados con el medioambiente y la salud de las personas.

1. La energía atómica \"limpia y segura\"

La energía atómica se ha convertido en una amenaza sin precedentes para la humanidad. El accidente nuclear en Fukushima demostró que esta industria controlada por capitales privados tiene consecuencias catastróficas y es capaz de matar a miles de personas con subproductos tóxicos que perduran por milenios.

Según el periodista Ernesto Carmona, “llamarla energía atómica ‘limpia’ es una afrenta a la ciencia, al sentido común y a la lengua misma”. Los promotores de la energía atómica aseguran que los agentes contaminantes, con excepción del dióxido de carbono, son irrelevantes al definir una “energía limpia”; dicen que la radiación es invisible e inodora y no es un agente contaminador tóxico; y juran que la energía atómica es carbono-libre, pero ninguno de estos argumentos son verdaderos. 

2. HAARP: Tecnología para modificar el clima

El gobierno de Estados Unidos realiza experimentos para modificar el clima desde hace más de medio siglo, junto con las empresas del complejo militar-industrial. Uno de los últimos programas es el High-Frequency Active Aural Research Program (Programa de Investigación de Alta Frecuencia Aural Activa- HAARP), tecnología capaz de provocar inundaciones, sequías, huracanes y terremotos. El HAARP consiste en “excitar” un área específica de la ionosfera con la intención de modificar condiciones ecológicas. Se cree que HAARP es un arma de destrucción masiva, y se sospecha que tiene algo que ver con los recurrentes desastres naturales del último tiempo.

3. Monsanto hace negocios con el terremoto de Haití

Los grandes medios corporativos prácticamente ignoraron las protestas de los campesinos haitianos contra la importación de 475 toneladas de semillas transgénicas de maíz “donadas” por Monsanto, la compañía de semillas más grande del mundo: controla el 20% del mercado y el 90% de las patentes biotecnológicas agrícolas. En mayo de 2010, seis meses después que un terremoto destruyera Haití, la transnacional estadounidense donó las semillas de maíz y verduras híbridas, con el apoyo del Foro Económico Mundial de Davos y de la Agencia Internacional de Desarrollo de EEUU (USAID en inglés). 

El 4 de junio de 2010, alrededor de 10 mil campesinos haitianos se movilizaron contra la “donación”. “Si la semilla de Monsanto ingresa a Haití, desaparecerá la semilla del agricultor campesino”, denunció Doudou Pierre Festil, del Movimiento de Agricultores de Papaye y coordinador de la Red Nacional de Seguridad y Soberanía Alimentaria. Los agricultores haitianos denunciaron que las semillas transgénicas no se pueden reutilizar cada año. Esto podría forzar a los agricultores a depender de esa compañía y tal dependencia también podría extenderse a los fertilizantes y herbicidas requeridos. “El gobierno haitiano (de René Préval y su sucesor, Michel Martelly) utiliza el terremoto para vender el país a las transnacionales”, denunció Chavannes Jean Baptiste, coordinador del Movimiento de Campesinos de Papaye.

4. Súper bacterias se esparcen por todo el mundo

Las letales súper bacterias con resistencia genética a los antibióticos (“superbugs”) están expandiéndose sin ningún control y ya contaminaron fuentes de agua en Nueva Delhi y extensas áreas en Pakistán. Causan disentería y cólera y pueden pasar fácilmente a las personas vía aguas residuales contaminadas. La Organización Mundial de la Salud indicó que la “Nueva Deli”, también conocida como “Superbug NDM-1”, ya fue hallada en pacientes británicos y alcanza niveles críticos. Estas súper bacterias son resistentes a los “antibióticos carbapenem”, descubiertos en el microorganismo Streptomyces cattleya, que produce su propio antibiótico llamado “tienamicina”. En Europa ya han muerto 25 mil personas contaminadas por súper bacterias.

5. Enfermedad de Lyme, una epidemia emergente

La enfermedad de Lyme es una de las epidemias más controversiales de nuestro tiempo. Lyme se origina en bacterias transmitidas a través de mordeduras, pero puede encubrir otras enfermedades como la esclerosis múltiple, ALS (esclerosis lateral amiotrófica), ADHD (hiperactividad o déficit de atención) y otras alteraciones neurológicas. El mal está creciendo cada año a una tasa combinada 10 veces más alta que el SIDA y el emergente Virus del Nilo del Oeste (West Nile Virus).

Las pautas de tratamientos actuales fueron desarrolladas por la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de EEUU (IDSA, en inglés), un grupo asociado a intereses farmacéuticos, seguros y universidades que se están beneficiando de los criterios de diagnóstico, vacunas y tratamientos recomendados para Lyme. Estas pautas, avaladas por el Instituto Nacional de Salud y el Centro para el Control y Previsión de Enfermedades (CDC, en ingles), prescriben dos terapias de antibiótico de cuatro semanas.

Si un médico considera al Lyme como una condición más crónica que requiere tratamiento a largo plazo, corre el riesgo de perder su licencia por tratar pacientes fuera de las pautas de la IDSA. Y las compañías de seguros rechazan pagar tratamientos más largos a pesar de las pruebas que ilustran la naturaleza crónica de la condición y de la eficacia de terapias a largo plazo. Esto deja a millares de pacientes que sufren Lyme en manos de una comunidad médica comercializada que no reconoce la naturaleza crónica de su enfermedad, mientras el público inculto ignora su crecimiento epidémico.

6. Basura en el Pacífico

Mucha gente ignora que una masa de plástico remolinea en medio del Océano Pacífico y califica como la descarga de basura más grande del planeta. El Proyecto 5 Ciclos (5 Gyres Project) estima que ahora hay 143 mil millones de kilos de plástico en el Pacífico, acumulados en el área aproximada de 135° a 155°W y a 35° a 42°N. La basura plástica termina a menudo en sistemas de agua que las corrientes llevan hacia fuera en el océano, que muchas especies confunden con “alimentos”, con efectos calamitosos para la vida marina.

7. Movimiento mundial para prohibir bolsas de plástico

Un grupo de 35 países prohibieron el uso de bolsas plásticas, nueve países gravaron su uso con impuestos, 12 países consideran prohibiciones o gravámenes y 26 estados de Estados Unidos introdujeron legislación sobre uso de la bolsa plástica. La mayoría de los plásticos contiene sustancias químicas dañinas como BPA (Bisfenol A) y ftalatos, que resultan inseguros para el consumo o uso humano, y que contaminan las aguas, sofocan humedales y enredan, enferman y matan a animales. Se estima que se requieren tres millones de barriles de petróleo (477.000.000 litros) sólo para producir los 19 mil millones de bolsas plásticas usadas anualmente en California.

8. Los atentados del gobierno de Barack Obama

La Administración Federal de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA en inglés) y el Ministerio de Agricultura (USDA en inglés) no hacen diferencia entre alimentos de origen genéticamente modificado y no transgénicos. También han propuesto al Comité Codex Alimentarius (Comida y Agricultura de la ONU) que ningún país pueda exigir obligatoriedad de etiquetado para alimentos transgénicos, fabricados con organismos genéticamente modificados (GMOs en inglés).

Mientras aumenta la preocupación por el impacto de salud, el crecimiento humano y la alimentación en base a GMOs, la OMS identificó potenciales efectos alergénicos, resistencia a antibióticos, transferencia de genes, cruzamiento, modificaciones genéticas introducidas a poblaciones autóctonas, inestabilidad genética, susceptibilidad ante organismos no-identificados (insectos) y pérdida de biodiversidad.

Por otro lado, la administración Obama esparce el letal “uranio empobrecido” en áreas pobladas de Libia. La guerra contra Libia -no declarada y desautorizada por el Congreso- podría configurar el crimen de esparcir tóxicos como óxido de uranio empobrecido (Depleted-Uranium, DU, por su sigla en inglés) en áreas pobladas de ese país. Tal preocupación fue manifestada por grupos como la Coalición Internacional para Prohibir Armas de Uranio, que monitorea el uso militar del DU en el revestimiento de munición anti-tanque y proyectiles penetrantes capaces de atravesar paredes subterráneas tipo bunker.

Hasta fines de marzo, EEUU no introdujo en la campaña de Libia sus rayos A-10 Thunderbolts (rayo-trueno) conocidos también como “jabalí verrugoso” o “jabalí africano” (facoquero), probablemente porque esos aviones subsónicos de ala recta y pesadamente acorazados, son vulnerables a los misiles antiaéreos disparados desde el hombro que las fuerzas libias poseen en abundancia. El A-10 tiene un cañón automático particularmente grande que dispara un calibre inusualmente también enorme, de 30 milímetros. Estos proyectiles a menudo cargan uranio sólido.

Además, el gobierno de Obama distribuye miles de millones de dólares de estímulo monetario entre algunos de los más grandes contaminadores de la nación y concede exenciones ante errores ambientales básicos. El objetivo principal de la administración, en palabras de Steven Chu, secretario de Energía, es “obtener el dinero y gastarlo lo más rápidamente posible”, todo esto para “impulsar la economía y crear puestos de trabajo para los desempleados”.

Por último, en China fabrican el “iPod” de Apple intoxicando los trabajadores. Proveedores de Apple como Foxconn, Dafu y Lian Jian Technology violan rutinariamente la ley de China “sobre prevención y control de enfermedades profesionales”. Varios fabricantes substituyeron el alcohol por el n-hexano, que se utiliza para limpiar piezas y es una sustancia química que trabaja mejor, sólo que es un veneno para los operarios. En estas fábricas fuerzan a los trabajadores, a menudo mujeres adolescentes y veinteañeras, a trabajar con el veneno en recintos sin ventilación.


Imprimir
| More

Insertar comentarios

Insertar nuevo comentario

Insertar un comentario

Para insertar un nuevo comentario debe registrarse

Ingresar

¿Todavía no está registrado? Regístrese