Publicado el 2010-12-01

Lineamientos generales del Comité de Defensa de la Naturaleza del ALBA-TCP

La VII Cumbre Extraordinaria del ALBA-TCP celebrada el 17 de octubre de 2009 en Cochabamba acordó constituir un Comité de Defensa de la Naturaleza, compuesto por las autoridades ambientales nacionales de sus países miembros, y que sesionará bajo la dirección del Consejo Político.

El ALBA-TCP acordó constituir equipos técnicos en temáticas específicas con capacidad de operativizar los lineamientos del Comité, establecer mecanismos que permitan realizar el seguimiento y evaluación de sus actividades y solicitar informes de seguimiento a los países miembros.

Las funciones del Comité son definir la agenda ambiental del ALBA-TCP y fortalecer la visión de sus pueblos en la promoción de los Derechos de la Madre Tierra y la armonía con la naturaleza.  El Comité se guía por la visión de defensa de los Derechos de la Madre Tierra, y busca restablecer la armonía en la naturaleza, y el disfrute justo del derecho equitativo y sustentable de generaciones presentes y futuras.

Objetivos

Implementar la Agenda ambiental del ALBA – TCP, promoviendo y desarrollando mecanismos, prácticas y formas de relacionamiento en armonía con la naturaleza, continuar desarrollo de nuevos derechos, e impulsar nuevos paradigmas de desarrollo alternativo.

Valorar y promover iniciativas creativas de los países miembros, tales como la Contaminación Neta Evitada, impulsada por la República del Ecuador y otras similares que no involucren la mercantilización de la naturaleza.

Impulsar medidas y mecanismos ágiles, progresivos y efectivos de carácter nacional e internacional para el reconocimiento, respeto y aplicación universal de los derechos de la Madre Tierra.

Concertar, fortalecer y consolidar posiciones comunes en la esfera multilateral y más amplia posible en los países de América Latina y el Grupo de los 77 más China en las negociaciones internacionales, de acuerdo a  las particularidades de cada país de la gestión ambiental dentro de las políticas públicas.

Principios

El “cambio climático” ha colocado a toda la humanidad frente a una gran disyuntiva: o continuar por el camino del capitalismo y la muerte, o emprender el camino de la armonía con la naturaleza y el respeto a la vida, según el Presidente Evo Morales. Se trata de dos concepciones muy diferentes, una por la vía del mercado y la otra por la vía de una humanidad consciente y responsable con el sistema del cual es parte.

La crisis económica global, el cambio climático, la inseguridad alimentaria y la crisis energética son de carácter estructural y se deben fundamentalmente a patrones de producción, distribución y consumo insostenibles, a la concentración y acumulación de capital en pocas manos, al saqueo y la explotación permanente e indiscriminada de los recursos naturales y a su pretendida mercantilización.

El sistema capitalista y todas las formas de depredación, explotación, abuso, y contaminación, que han provocado impactos como los del cambio climático y la pérdida de la diversidad biológica, entre otros, causan gran destrucción, degradación y alteración a la Madre Tierra, colocando en riesgo la vida en el planeta.

En este sentido, es imperante tomar acciones colectivas decisivas y fomentar la participación de la sociedad y los individuos en la transformación de las estructuras y sistemas que amenazan a la Madre Tierra.

El Comité de Defensa de la Naturaleza del ALBA-TCP defiende modos de vida armónicos con la naturaleza, rescatando los sistemas y prácticas ancestrales para “Vivir Bien”, basadas en la sabiduría comunitaria, manteniendo los ciclos de la naturaleza y recuperando las prácticas tradicionales. Respeto a los derechos de los diferentes pueblos, su identidad y diversidad cultural.

En ese marco, el Comité defiende como principios la Equidad entre los seres humanos y la armonía de éstos con los demás elementos de la naturaleza;  y la no mercantilización de la Madre Tierra, sus recursos naturales y los conocimientos tradicionales de nuestros pueblos.

Otro principio reconocido por el Comité es la Participación social plena y efectiva de nuestros pueblos en la defensa de los derechos de la Madre Tierra, y el Aseguramiento de que los procesos de transformación revolucionaria estén enmarcados en el respeto a la Madre Tierra.

El Comité promueve el carácter transversal e integral de las acciones en la defensa y reconocimiento de los derechos de la Madre Tierra, basadas en la práctica de la reciprocidad, complementariedad, solidaridad, justicia, equidad y respeto mutuo a la soberanía de nuestros países.

El Comité del ALBA-TCP reafirma el derecho al ejercicio pleno de la soberanía sobre sus recursos.


Imprimir
| More

Insertar comentarios

Insertar nuevo comentario

Insertar un comentario

Para insertar un nuevo comentario debe registrarse

Ingresar

¿Todavía no está registrado? Regístrese