La furia del Cerro Brujo

La Madre Tierra se defiende contra los proyectos del gobierno de Morales que atentan contra la naturaleza

Daniel Manzaneda

 

El 15 de noviembre cayó un rayo en el famoso Cerro Brujo ubicado en el límite del Parque Madidi, al frente de Rurrenabaque el cual arde con llamas incontrolables. Probablemente el cerro está enfurecido por los crímenes contra la madre tierra que el gobierno de Morales está cometiendo en la región, habiéndose iniciado los estudios para la represa del Bala, la construcción del puente Rurrenabaque San Buenaventura, la deforestación para los cultivos de caña que requerirá el ingenio Azucarero San Buenaventura y además se han concesionado grandes bloques en el Parque Madidi y en la Reserva de la Biósfera y Tierra Comunitaria de origen Pilón Lajas a empresas petroleras que pretenden iniciar trabajos el 2016, esto sin haber consultado a las comunidades nativas.

El día 15 de noviembre, se formó una tormenta y cayó un rayo en el Cerro Brujo provocando un incendio forestal que no se puede controlar por la gran altura e inaccesibilidad del cerro que sigue ardiendo a pesar que se está apagando el fuego con un helicóptero y la ayuda de guardaparques. El tiempo permanece seco y sin lluvia que ayude a apaciguar las llamas que quemaron aproximadamente 200 hectáreas.
La leyenda del Cerro Brujo que cuentan los nativos de la región de San Buenaventura y Rurrenabaque indica que existe oro escondido en sus alturas y que cuando alguien intenta alcanzar la cima, el cerro se enfurece y en ese momento se forma una tormenta que no permite que nadie llegue al codiciado oro.

Las montañas son sagradas para las culturas nativas de la Amazonía y eran consideradas dioses en la antigüedad, seguramente por la influencia quechua, ya que el imperio incaico y probablemente culturas andinas más antiguas, si bien no dominaron militarmente a los nativos de las selvas, tuvieron mucho intercambio cultural, comercial y de medicinas naturales que son abundantes en las selvas de las tierras bajas y que se usan hasta la actualidad. Es así que los andinos llevaban sal, coca y otras medicinas andinas para intercambiarlo con las múltiples medicinas tradicionales de los pueblos nativos de las vastas selvas.

La serranía del Bala a la que pertenece el Cerro Brujo es una cadena montañosa que protege al Parque Nacional Madidi contra avasalladores, madereros etc. que podrían ingresar de la carretera San Buenaventura Ixiamas que corre paralela a la misma y está siendo ensanchada para ser asfaltada. Del mismo modo la serranía del Pilón Lajas que está paralela a la carretera Rurrenabaque –La Paz protege a la Reserva de la Biósfera y Territorio Indígena Chimán Mosetene. Es así que todo el valle de Pilón y Madidi está protegido por límites naturales más que por el gobierno que con pocos guardaparques no pueden controlar un área de aproximadamente a 2.300.000 Hectáreas.

Lamentablemente estos límites naturales que la Madre Naturaleza ha puesto para proteger los últimos lugares naturales de la mano destructiva del hombre, pretenden ser superados ya que se están realizando estudios para la construcción de Megaproyectos como la represa del Bala y se pretende iniciar trabajos de exploración petrolera el 2016 en ambas áreas protegidas, todo esto sin haber consultado a los pueblos nativos afectados.

Si se pretende explotar petróleo, se tendrían que construir caminos de acceso, construir oleoductos y gasoductos y deforestar grandes áreas para los pozos y campamentos petroleros. Los avasalladores y madereros utilizarían las vías de acceso para depredar los bosques, animales y peces de los ríos.
Para construir una represa igualmente tendrían que abrirse caminos para que ingrese toda la maquinaria y material necesarios para construir una colosal estructura que podría un muro al río Beni e inundaría todas las comunidades Chimanes y Mosetenes del río Quiquibey, y otras comunidades sobre el río Beni como Torewa, y sobre el rio Tuichi como San José de Uchupiamonas que está a mucho más altura.
Al existir acceso a lugares antes inaccesibles, las actividades de narcotráfico también proliferarían, ya que en la parte alta del Parque Madidi en la región de Apolo, ya existen muchas plantaciones de coca y se sabe que áreas aisladas del Parque Madidi son vías de tránsito de la cocaína peruana.

De igual manera el Cerro Brujo se enfureció porque el gobierno se empeña en destruir a la perla turística de la Amazonía boliviana que es Rurrenabaque, debido a que se han iniciado las obras de construcción del Puente Rurrenabaque San Buenaventura en contra de la voluntad de la población, cuyas vías de acceso atraviesan ambas poblaciones en su integridad y especialmente el casco viejo y turístico y convertirán a un atractivo turístico y patrimonio del país en pueblos de paso de camiones de transporte pesado y de comercio desordenado.

La población de Rurrenabaque se opone a la ubicación del puente porque su vía de acceso atraviesa toda la ciudad y en especial la mayor parte zonas escolares y universitarias de ambos pueblos, y zonas urbanas donde el tránsito de cientos de camiones al día pondrá en riesgo la seguridad de la población y su salud se verá perjudicada por la contaminación, ruido y polvo provocado por toda esa cantidad de tráfico. Otro argumento por el cual la gente local se opone es porque atraviesa las serranías que son fuentes de agua y además son una falla geológica donde en enero y febrero del 2014 hubo varios deslizamientos y los movimientos de tierra que se realizan en las bases de las serranías, debilitan la serranía y el riesgo de deslizamientos se incrementa. La población también se opone a la ubicación del puente porque pocos turistas decidirán quedarse en un pueblo donde transitan los camiones y con aire contaminado, ruido y polvo, por lo tanto la economía local basada en el turismo se ve perjudicada, además de medidas poco amigables con los turistas como la exigencia de visa a los turistas Israelitas, que fueron calificados como terroristas por el Presidente de la República y la concesión de únicamente 30 días de permanencia a los turistas.

Desde el año 2009 el gobierno viene cometiendo ilegalidades para que el proyecto del puente se lleve a cabo , incluso renunció a un financiamiento del BID de 17 millones de dólares por un reclamo que hicieron el Comité Impulsor del Puente de Rurrenabaque, Fobomade y la Asociación de Residentes de Rurrrenabaque en La Paz que obligó a la ABC a dialogar con la población de Rurrenabaque, debido que antes nunca hubo la voluntad de las autoridades de dialogar. Como resultado de este dialogo se firmó un acuerdo o entre el BID, la ABC, Rurrenabaque y San Buenaventura el 6 de junio de 2012 el cual indica que serían las poblaciones afectadas directamente las que decidirían la ubicación final del proyecto y que se realizarían consultas consensuadas con la población local.

Para evadir la presión del BID El gobierno incumplió este acuerdo que incluso lo firmó la actual presidenta de la ABC, Noemí Villegas, porque no fueron las poblaciones directamente afectadas las que decidieron, sino que el gobierno decidió la fecha y hora de la consulta unilateralmente convocando a último momento y se trasladó una masa de personas afines al gobierno que no residen en Rurrenabaque con la presencia del ministro Quintana con el fin de aprobar el proyecto sin el consentimiento de los de los habitantes de Rurrenabaque, quienes como directamente afectados, se encontraban trabajando porque la consulta se realizó en día y horas laborables (lunes 16 de septiembre de 2013 a horas 15:00)
Se iniciaron obras desde abril de este año construyendo un terraplén de más de 100 metros de longitud sobre el río Beni para iniciar los trabajos de plantado de pilotes en la orilla de San Buenaventura, esto ocasionó la formación de una playa inmensa en la orilla de San Buenaventura detrás del terraplén por la acumulación de sedimentos que baja el río y que el cauce del río sea desviado hacia los barrios de la zona norte de Rurrenabaque.
A consecuencia de los reclamos de los vecinos afectados y en riesgo de Rurrenabaque, cuyos vecindarios están siendo carcomidos por el río, se realizaron como simple compensación por los daños causados, otras obras como dos terraplenes de tierra de unos 15 metros de largo con tierra de relleno en la ribera de Rurrenabaque, que supuestamente mitigarán los efectos del terraplén mayor y de la playa que se formó y desviarán el agua hacia la isla que divide el río Beni en dos en la parte norte de ambas poblaciones.
A unos 800 metros rió abajo se encuentra la isla donde adicionalmente se construyó un terraplén con maquinaria pesada que cruzaba de la isla hacia San Buenaventura, con el objetivo sacar material de la isla para su uso en la construcción de las carreteras. Estas obras tenían por objetivo que el agua del río pase por el medio de la isla y la haga desaparecer con el fin de evitar que el río desviado por la isla, cauce más daños a la ribera de San Buenaventura. Sin embargo el terraplén solo permaneció un poco más de una semana hasta que la primera crecida del río lo destruyó y el agua continuó por su cauce natural.

Se gastaron recursos del Estado en obras que no iban a perdurar porque ya se avecina la temporada de lluvias. Seguramente sucederá lo mismo con los otros terraplenes construidos simplemente con tierra de relleno sobre el río. Esto nos demuestra que con la naturaleza no se juega y cuando se realizan obras sin conocer el comportamiento de las fuerzas naturales, seguramente terminarán destruidas y los daños ocasionados por construir la obra terminan incrementando los riesgos de desastres.
Otro ejemplo claro fueron los deslizamientos de cerros sucedidos en enero y febrero de 2014 en toda la región. 10 personas fallecieron a los pies del cerro de la cruz en Rurrenabaque con un deslizamiento que causó no solo muertes sino muchos daños materiales. La población de Rurrenabaque tuvo que recoger agua de lluvia durante un mes porque los deslizamientos de tierra destruyeron las tomas de agua. A pesar de ello el gobierno insiste en construir la vía de acceso al puente por la base de estas serranías que son Reserva Municipal con la única justificación que el material obtenido de las serranías sirve para construir los terraplenes para plantar los pilotes para el puente. La belleza del paisaje y de una población turística tranquila, la reserva municipal de protección de fuentes de agua y la seguridad y la salud de los residentes y una economía local basada en el turismo no valen más que un montón de tierra para el gobierno.

En abril de este año se actualizó una licencia ambiental caduca del año 2009, sin haberse realizado una consulta pública a la población directamente afectada que son los residentes del área urbana de Rurrenabaque. El senador Yerko Nuñez Negrette hizo una petición de informe y la respuesta adjunta documentos como la primera reunión de consulta pública la cual fue legitima y la población rechaza la ubicación del puente, sin embargo se adjuntan también documentos ilegales como el acta de la segunda reunión que no puede llamarse consulta pública, debido a que no fue coordinada con las autoridades locales, sino que su fecha y hora fueron impuestas y se trasladó una masa de personas afines al gobierno que no residen en Rurrenabaque para aprobar el proyecto sin el consentimiento de los directamente afectados. Este documento es ilegitimo, así como la misma licencia ambiental, pero las autoridades tienen el cinismo de utilizar documentos ilegítimos para responder peticiones de informe oficiales.

Esto demuestra que en el país obtener una licencia ambiental no es más que un mero trámite para cumplir con la burocracia y que se pueden utilizar documentos fraudulentos para cumplir con los requisitos necesarios como es la consulta pública.

El hecho que las serranías han sido declaradas como Reserva Municipal para protección de fuentes de agua desde el año 2002, no tiene valor alguno para el gobierno que ha hecho todo lo posible para evadir la ley. El año 2010 la población de Rurrenabaque al enterarse que ya existía un proyecto a diseño final y una licencia ambiental aprobada, hizo los respectivos reclamos a las autoridades Ambientales y a la Administradora Boliviana de Carreteras. Al no recibir respuestas positivas tuvo que recurrir a un reclamo Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación (MICI) del financiador que era el BID , que si bien presionó al gobierno a dialogar y a cumplir la legislación ambiental, le cubrió las espaldas al gobierno para que avance con su proyecto rechazado por la población, y cuando el gobierno le pidió al BID que el financiamiento del puente sea destinado a otra obra, este aceptó incumpliendo así sus propias políticas operativas y evadiendo su responsabilidad por aprobar un financiamiento a un proyecto no consensuado con los afectados.

El gobierno al prescindir del financiamiento del BID y construir la obra con recursos propios, contrató a la empresa china SINOPEC que además de la empresa china CAMC que construye el Ingenio Azucarero, emplean a cuidadanos chinos en su mayoría que superan los 600, en lugar de utilizar mano de obra boliviana. Esto ha generado otros problemas ambientales y sociales como la cacería excesiva de jaguares para traficar con sus colmillos y otras partes de sus cuerpos, habiéndose descubierto 7 casos en ECOBOL , la trata y tráfico de niñas y prostitución.

Por todo esto y por lo que se viene el Cerro Brujo continúa ardiendo y nadie puede aplacar su furia, sólo queda esperar lo que trae el Niño el 2016 en la temporada de lluvias y la furia del río Beni que el 2014 arrasó con la avenida costanera de Rurrenabaque y carcomió una gran superficie de su municipio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *