Rurrenabaque, desarrollo local y regional en la Amazonia Andina

Rurrenabaque, desarrollo local y regional en la Amazonia Andina

Por Augusto del Castillo

 Presidente de la Asociación de Residentes de Rurrenabaque en La Paz,

Exposición realizada en la X Cátedra Libre Marcelo Quiroga Santa Cruz. La Paz.


Rurrenabaque y San Buenaventura son dos poblaciones hermanas, no solo por ser vecinas sino por amistades, por familia, por tradiciones y por costumbre. Allá por los años 70 la Corporación de Desarrollo de La Paz, CORDEPAZ promovió el ingenio San Buenaventura. Apoyamos esa idea porque el interés era que la región salga adelante y se desarrolle. Eso no prosperó, pero de todas maneras el camino empezó a penetrar e incluso existen leyes para la construcción de la carretera hacia Cobija por Rurrenabaque, San Buenaventura, Ixiamas Chivé, Cobija y también para construir la carretera Rurrenabaque Reyes Santa Rosa, Riberalta, Guayaramerin. Al final ahora tenemos la carretera de tierra Rurrenabaque Riberalta y un ramal que va a Cobija, que es  el que se utiliza.

La ruta de Rurrenabaque, San Buenaventura e Ixiamas hacia Cobija acorta la distancia entre La Paz y Cobija más o menos en 450 Km. Con el anhelo de desarrollar la zona promovimos, con el apoyo de Riberalta y Guayaramerin, una caravana que partió de Rondonia para llegar hasta La Paz e Ilo con el único objetivo de demostrar al país que los brasileros eran los más interesados e unir la ruta pero nunca se llegó a concretar esa carretera como troncal y más bien se promovieron otras carreteras en otros lugares del país, lo que está bien, pero no el abandono de Rurrenabaque a su suerte.

El 2006 nos llegó una noticia que nos alegró bastante: la decisión del gobierno de construir el puente. En toda ocasión siempre sostuvimos que debería construirse un puente sobre el río Beni y teníamos definida la zona por donde debía construirse, al norte de Rurrenabaque, bordeando la población. Nunca nos imaginamos construirla por otro lado. Los dos pueblos de Rurrenabaque y  San Buenaventura se asientan en las faldas de las serranías, que son cerros de tierra, no de roca, llenos de árboles, pero son frágiles y deleznables. Conocíamos de antaño que cuando hay excesiva humedad y lluvia pueden ocurrir mazamorras que bajan de los cerros. Hemos vivido eso en varias oportunidades y ahora, a principios de año, hemos vuelto a sufrir esas mazamorras. En esta ocasión tuvimos que soportar la pérdida de 10 personas que fueron sepultadas por el cerro, eran vecinos de nuestro pueblo y obviamente hubo destrucción de muchas viviendas. Esto no fue fruto de las inundaciones sino de las mazamorras. Las inundaciones nunca llegan hasta allí, son algo algo notable para quienes vivimos allí, las mazamorras no.

Cuando recibimos la noticia de que se iba a construir el puente obviamente nos alegramos porque era la culminación de nuestros anhelos para unir a los dos pueblos y fomentar el desarrollo de la región. Pero la sorpresa fue grande cuando llegó la empresa CarlBro, contratada por la  ABC, con la instrucción de elaborar el estudio de diseño de un puente a construirse por la zona que jamás habíamos imaginado, por la zona roja, al sur de nuestro pueblo, con el acceso bordeando la serranía y además tenía que ingresar al radio urbano de  nuestro pueblo, al casco viejo y lo mismo ocurre por el lado de San Buenaventura.

Obviamente la población reclamó y se hizo la consulta ese año, el 2006 para demostrarle a la consultora de que no era conveniente hacer el acceso por allí, que debería hacerse por la parte norte donde están las islas, lo cuál es más costoso, pero no nos expone a los dos pueblos a soportar las mazamoras más constantes, más frecuentes, como la que ocurrió este año 2014..

De 2500 personas consultadas, el 95 % opinó que debería ubicarse  por la isla. La consultora CarlBro encargada de elaborar los estudios de impacto ambiental evaluó tres alternativas, una la del gobierno, la segunda por las islas, la que el pueblo había pedido y la tercera mucho más al norte, fuera del radio urbano por una zona que se llama Puerto Motor, para pasar al frente, donde se está instalando el ingenio azucarero en la actualidad.

Todos los resultados de los impactos negativos recayeron en la alternativa 1, que es la que el gobierno promueve. Los 20 impactos estudiados recaen en esta. Pero el ABC presionó para obtener la categoría 2  y con ella la licencia ambiental.

Obviamente el pueblo reclamó y quiso reunirse con las autoridades pero solo enviaban a los técnicos de la ABC, que es una institución de operación, no es una institución de decisión, las que son tomadas por las autoridades, como el ministro. La Autoridad Boliviana de Caminos ABC que sustituyo al Servicio Nacional de Caminos, solamente cumple lo que se le instruye, pero jamás conseguimos hablar con las autoridades pertinentes..

Como consecuencia de lo anterior, el pueblo de Rurrenabaque, los residentes del pueblo y sus instituciones, con la valiosísima cooperación de  FOBOMADE, en ese entonces estaba a cargo nuestra amiga Silvia Molina, autora del libro que se está presentando presentamos una queja, pero esta vez no fue dirigida a nuestras autoridades,.

EL MICI del BID, mecanismo de quejas, aceptó nuestro reclamo. El 2011 se preocupó de promover reuniones entre autoridades nacionales y las autoridades del pueblo de Rurrenabaque y San Buenaventura. A consecuencia de esas reuniones promovidas por el MICI que siempre estuvo  presente junto con algunos miembros del BID, se llegó a un entendimiento y se llegó a firmar un acuerdo para que la ABC instruya a la consultora elaborar el estudio de diseño de una segunda alternativa por las islas y que el pueblo de Rurrenabaque y San Buenaventura mediante una consulta pública y popular decida sobre cuál de las dos alternativas si la de la serranía o la de las islas, era la elegida. Obviamente los personeros del ABC sabían que el pueblo iba a inclinarse por la segunda alternativa.

Es necesario señalar previamente que hubieron otros incidentes. Cuando empezamos a hacer los reclamos pertinentes a nuestras autoridades. La respuesta gubernamental fue movilizar  campesinos, conciudadanos nuestros de Bolivia. Eran habitantes de Sapecho, Inicua, Palos Blancos, Yucumo, Ixiamas, Madidi y Tumupasa, con los que tomaron 4 rehenes y forzaron a las autoridades a firmar un acuerdo.. También pusieron que se conforme una comisión para que estudie alternativas que no afecten tanto al pueblo con los accesos al puente. Investigar lo más posible los impactos negativos que tenía esa alternativa. Obviamente como nunca hubo una autoridad política de gobierno que quiera tomar una posición definitiva al respecto, la ABC jamás cumplió nada de lo acordado.

Cuando ocurrieron todos estos incidentes  nuestras autoridades tuvieron el cuidado de poner un punto al Acta de Entendimiento que se llamó, de Reyes. El tercer punto a la letra decía que se liberen los rehenes y que se levanten los bloqueos de Rurrenabaque. Esa acta está firmada nada menos que por el gobernador actual de La Paz, un senador de La Paz y algunos diputados nacionales, autoridades de Rurrenabaque obviamente y algunas del departamento.

Si nosotros, los de Rurrenabaque hubiésemos tomado un rehén con seguridad ahora estaríamos enjuiciados y presos. Allá nos tomaron cuatro rehenes y tuvimos que firmar este documento para que los liberen con la firma de las autoridades paceñas. La toma de rehenes es un delito grave, pero quedó en la impunidad.

Con frecuencia nos preguntamos por qué tanta zaña de parte de nuestras autoridades con Rurrenabaque si lo único que estamos pidiendo que se considere lo que fue consensuado entre  los dos pueblos para construir el puente, ubicarlo un poco más abajo más hacia el norte para que  el acceso no esté pegado a las faldas de la serranía y no ingrese al casco viejo de nuestros pueblos, para que no destruya el turismo que es la fuente de sustento de Rurrenabaque y San Buenaventura.

Es lógico, una carretera que intenta unir el norte de la Paz y  Pando, con La Paz y el océano Pacifico, sea una carretera no solo de alto tráfico, sino de tráfico pesado, camiones de alto tonelaje, flotas grandes. En este tiempo las normas que se utilizan para elaborar los estudios de impacto ambiental, para diseñar las carreteras, en todas partes del mundo y en nuestro país, definen que carreteras de esta naturaleza eviten ingresar a los cascos urbanos centrales de cualquier pueblo, siempre buscan como bordearlos. Exactamente lo que propuso Rurrenabaque.

El gobierno insiste en destruir a Rurrenabaque. Sabemos que hay una predisposición a favorecer el turismo hacia otras localidades, lo cuál es excelente, pero  porque tiene que ser a costa de un pueblo. El uso de las calles dentro del radio urbano solamente puede ser autorizado por el Gobierno Municipal. Eso dice la ley Andrés Ibáñez. Esa es la razón por la que el gobierno hizo todo lo que hizo, para obtener la autorización del pueblo de Rurrenabque, pero no lo ha conseguido.

Actualmente, sin autorización, con una licencia ambiental caduca, con un presupuesto elaborado el 2006, que incluso es insuficiente para construir el proyecto licitado, han adjudicado a una empresa china No consultaron al pueblo y es más, en la licitación eliminaron el nombre de Rurrenabaque, solo habla de construir un puente en el pueblo de San Buenaventura.

Creemos que esto solo tiene un fin, perjudicar a Rurrenabaque en su desarrollo turístico y en su futuro. Por las características de efecto multiplicador del turismo, esto no va a afectar solo a Rurrenabaque pero eso ya es otro tema para continuar abordando con más profundidad.

Nosotros peleamos dentro de la ley. Tenemos una Constitución y la ley correspondiente de Autonomías que nos avala. Creíamos que esa Constitución y esa ley se aplicaban. El gobierno no las respeta, tal vez porque la Constitución fue elaborada para la República de Bolivia y allí encontramos el problema de fondo. La ley le sirve al gobierno cuando le conviene, hace lo que él decide, sin tomar en cuenta ni a la Constitución ni al pueblo ni a nadie.

La presentación completa puede verse en youtoube: http://youtu.be/Vz-8f9DviR0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *